jueves, 14 de octubre de 2010

"Es un Fampirro, señor mío...nossssferratu"



Dijo el Doctor Abraham Van Helsing.

Hoy por fin me vió el médico y parece ser que tengo un desgarre en el muslamen, así que calmantes, reposo, la pierna en alto, pero sin baja, menos mal, la tercera en lo que va de año podría ser demasiado para mí.

Como recompensa por ir tan temprano al médico, me he encontrado un pequeño tesoro del periódico EL PAÍS, de esos que quedan tirados en los kioskos a merced del señor olvido: un pequeño libro con relatos del señor Bram Stoker, con una portada mu bonica y solo a un euro...supongo que por eso lo del vampiro (perdón, "FAMPIRRO", así, teutónicamente acentuado).

Y mientras anochece más temprano, mi pierna se recupera, la línea wifi no hace más que caerse, los gatos se huelen desde pisos de distancia y yo escucho música de hace años, solo puedo decir: ¡Ésto es un sindios!, ¡Me cago en el misterio!
Publicar un comentario