miércoles, 27 de octubre de 2010

Todos son risas hasta que al final alguien pierde un ojo...de orco.



Será que después de volver a leer al grandísimo Terry Pratchet y empezar ahora "Canción de hielo y fuego", se me ha pegado un poco de fantasía...o algo...


Siempre fueorn y serán mis favoritos: orcos grandes, verdes, de colmillos inferiores hacia arriba y con orejas puntiagudas y perforadas...nada de mierdecillas de elfos amanerados...
Publicar un comentario