martes, 7 de junio de 2011

Caricaturas de Juego de Tronos (parte V: por el culo te la jinco)

Joffrey Baratheon (o Joffrey Lannister?)

Este hidrocefálico mamoncete producto de la endogamia es el personaje más asesinable jamás existió. Producto del incesto entre La reina Cersei y su hermano Jaime (ambos Lannister), este mierdaseca va a joder la vida de muchos.




La reina Cersei

Un bombón amargo, eso es lo que es. Más peligrosa que una víbora en celo, es la mujer de Robert Baratheon, pero salvo al principio de su relación, jamás le amó, así que se deshaoga con su hermano gemelo, el guaperas de Jaime. Sus hijos son todos rubios, pero su marido es moreno...algo pasa, no?


Sansa Stark

La pelirroja más estúpida y ostiable de toda la historia. La hija mayor (Arya es la menor), es una niña mimada, ilusionada con las historias de caballeros y princesas y más tonta que correr palante y caerte patrás, se llega a odiar por pura moñería e idiotez.



Theon Greyjoy

Este tío es un "prisionero" de la casa Stark, que lo tiene como pupilo para que la familia Greyjoy se porte bien, es un guarrete cosa mala. Sus aficiones son el sexo y el arco y la necesidad de entrar en guerra...




Samwell Tarly

Autoconfesado como cobarde y débil, este gordito fue metido en la guardia d el anoche a la fuerza por un padre cabrón que no quería tenerlo como heredero para nada. Aun así, se convierte en compañero inseparable del bastardo Jon Nieve, se ocupa de cuidar los cuervos, de escribir cartas y de gestionar la biblioteca de la guardia.

Un detalle es lo que dijo Jon Nieve: hace falta ser muy valiente para confesar que uno es un cobarde.



Shagga (hijo de Dolf) amenazado al personal con cortarles la virilidad y dársela de comer a las cabras

Mala bestia parida por las montañas, capaz de reventar caballeros de un hachazo, este bicho se hace matón de Tyrion Lannister a cambio de oro, armaduras y armas...para qué más?







Esta actualización me ha gustado mucho porque, aún sin ser grandes dibujos, las he sacado todas en un atarde a ritmo de Beethoven y coño, se agradece tener tanta inspiración.
Publicar un comentario