lunes, 24 de junio de 2013

Crónicas Sopranas

Cuando el otro día leí que había muerto James Gandolfini dije "mierda, Toni" y es que me quedé en la cuarta temporada hace poco (justo antes de la muerte del ordenador…y de nuevo, comentándolo, lamento la mala calidad de las imágenes, tengo un mono de wacom y photoshop que no lo sabéis bien) y Toni Soprano es un bicho malo, si, pero también te cae bien y encima, le gustan los patos. Toni Soprano es cojonudo.

Me enteré de que el restaurante favorito del personaje, en New Jersey, en homenaje al actor y personaje, esa noche puso un reservado en la mesa que siempre utilizaba y por eso se me ocurrió que visitara el bar.

 Hoy el chiste es escaso, hoy los patos están tristes, pero no por ello se tienen que dejar de hacer las cosas discretamente.

Adiós, James.
Adiós, Toni.



Publicar un comentario