miércoles, 4 de septiembre de 2013

Crónica alienígena

Hoy, Crónicas etílicas algo más limpita y con una verdad olorosa (y dolorosa)




Publicar un comentario