viernes, 27 de septiembre de 2013

Crónicas Hipsters

Hoy, en Crónicas Etílicas de pseudo-bajo presupuesto, un alegato a la libertad del diseñador: no todo es tipiqueo, no todo es postureo. No hace falta ir tatuado, con dilataciones, con medio crestas y bla bla bla para ser un diseñador gráfico, solo hace falta dejarse el lomo en lo que haces.

Y no es que tenga nada en contra de las modas que quiera adoptar cada uno, peor si es verdad que relacionar directamente todo eso y si no, no molas, es de gilipollas.




Publicar un comentario