martes, 14 de septiembre de 2010

Sureña cena


He estado recuperando páginas viejas y he encontrado unas que hice a bolígrafo bic (bic cristal, eh? nada de pijerías de naranja y fino). Entre ellas, que no son nada del otro mundo, he encontrado esta sureña cena de malvaviscos en medio del bosque, en la que el tío Bob le pregunta a su sobrino Jimy Boy si cree en platillos volantes.


-Dime Jimy Boy, ¿crees en los platillos volantes?

-¿Cómo dices tío Bob?, es que estaba distraido soplando el malvavisco.

-No, nada Jimy Boy...nada...






(si, tengo una extraña fijación con el sur de estados unidos...)
Publicar un comentario